La concesión de Vallter 2000

La explotación de la estación de Esquí de Vallter 2.000 por la empresa público/privada de Vallter S.A. está sujeta a su respectivo pliego de condiciones que regulan la concesión administrativa, pactada entre el Ayuntamiento de Setcases, dueña de los terrenos y, la empresa Vallter S.A., empresa concesionaria.

Carece de sentido especular que es una estrategia de una de las partes para acabar cerrándola

 

 

 

 


El estado de la renovación de la concesión administrativa fue objeto de una reunión que se celebro en la vila de Camprodon, el pasado día 21 de febrero. El escrito por el cual se convocaba a la reunión fue anunciado de forma anónima en las redes sociales. Decía literalmente lo siguiente:
“Bones a tots, demà dijous a les 20 hores s’ha convocat una reunió per informar de l’estat de la renovació de la concessió de Vallter 2000, a dia d’avui encara no s’ha firmat, ni ajuntament ni Ferrocarrils ens dóna explicació clara de per què. La falta d’inversió per aquest fet fa que cada dia augmentin els problemes fins el punt de perjudicar els clients i donar mala imatge. No sabem si és una estratègia d’una de les parts per acabar tancant. És per això que com que l’estació beneficia directament a totes les empreses de la Vall us hi esperem. Sala de Cooworking, sobre de Turisme”.


Es objetivo de la reunión pretender reunir simultáneamente al Ayuntamiento de Setcases y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya para averiguar cuál de las dos entidades es la culpable de que a día de hoy no esté firmada la renovación de la Concesión. Se comentó en la reunión que, preguntando al Ayuntamiento de Setcases, porqué no estaba firmada la renovación, éste respondía que era culpa de Vallter S.A. y, al preguntar a Vallter S.A., la culpa era del Ayuntamiento.


Será difícil que el Ayuntamiento de Setcases y Vallter S.A. se reúnan a petición de un grupo indeterminado de personas. Vallter S.A. y el Ayuntamiento de Setcases son instituciones serias. La negociación relativa a la concesión que mantienen ambas entidades es compleja. Ambas partes defienden legítimamente sus propios intereses. Haciendo honor a la verdad hay que decir que las dos en común procuran por los intereses de la estación, por su buen funcionamiento y por su continuidad. Carece de sentido especular que es una estrategia de una de las partes para acabar cerrándola.


Considero que la reunión tiene muy poco recorrido, la valoro de rotundo fracaso y dudo que se alcance el objetivo deseado.


Quien realmente esté preocupado por el estado actual de la renovación de la concesión y quiera tener una información veraz para saber porqué a día de hoy no se ha firmado todavía, le aconsejo que lea el acta, colgada en la página web del Ayuntamiento de Setcases, con fecha 30 de julio de 2018. Ver también el escrito por el cual Vallter S.A. solicita la prórroga de la concesión, firmado el 15 de junio de 2018 por el entonces presidente de Ferrocarrils de la Generalitat, Sr. Enric Tico i Buxados. Y por último, leer el decreto de alcaldía dictado por la alcaldesa de Setcases, en fecha 6 de febrero de 2019. El conocimiento de los tres documentos ayudará extraordinariamente a entender el estado a día de hoy de la prórroga de la concesión.  Las personas que así lo hagan tendrán criterio propio y podrán emitir juicios de valor sin necesidad de acudir a reuniones dónde la falta de información abona la ignorancia y alimenta el confusionismo.


Sobre la nota de prensa aparecida recientemente en los medios, por la cual Ferrocarrils de la Generalitat ha informado de un acuerdo con el Ayuntamiento de Setcases por el cual se concretan todos los trámites necesarios que han de permitir la inversión de 5,9 millones de euros prevista a Vallter 2.000 hasta el año 2021, tengo que decir que no tiene sentido, “acordar una hoja de ruta y concretar los trámites necesarios”, sin antes firmar la concesión. A día de hoy todavía está pendiente la redacción sobre los cambios que han de modificar las cláusulas primera y tercera de la concesión administrativa vigente. La redacción es absolutamente necesaria para poder prorrogar la concesión. Sin la prórroga firmada Ferrocarrils no realizará ninguna inversión. Puede que la nota de prensa sea una cortina de humo para acallar a la opinión pública.